Mario Caamaño y la singularidad estética de un artista chileno

La imagen muestra al hombre junto a una pintura. Mario Caamaño
Mario Caamaño

Mario Caamaño se presenta con la virtud y singularidad que provocan sus inicios autodidactas, estos son completados con estancia de formación teórico-práctica en Atelier de Peinture K2, Bruselas (Bélgica), Postgrado Fundación Arte y Autores Contemporáneos (ARAUCO) dirigido por el pintor Guillermo Muñoz Vera (Madrid, España) y formación teórico-práctica en el taller del pintor Santos Assereto (Santiago de Chile).

Destacan exposiciones individuales en Centro Cultural Nicolás Salmerón y la Galería de la Academia OMO Arte (Madrid, España), BOYCOTT Art Gallery (Bruselas, Bélgica) y Galería L’Adresse (Nyon, Suiza).

Entre las colectivas las últimas realizadas en Galería AL 589 (Porto, Portugal), el 11º Certamen Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja (La Rioja, España), la Feria Pinta Miami, Galería Prima (Miami, EE.UU.), la Feria Ch.ACO, Galería Prima (Santiago de Chile) y Maral Estilo, Club ARGO (Madrid, España).

Interiores, papeles y figuras desatan principalmente su imaginación acompañando espacios carentes del trasiego y ruido de la ciudad, carentes de estrés en los que el fundamento viene desarrollado por la armonía y tranquilidad de espacio por lo que de sensual tiene la soledad del objeto frente al espacio en sí despojado de toda aglomeración cotidiana por cuanto lo tratado nos transmite calma y sosiego, acercamiento al mero disfrute de lo cotidiano realzando el papel principal del objeto y la persona por encima del ambiente que los envuelve.

Sobrio y detallista prioriza ese acercamiento que todo artista pretende para sí al promover la idea de un muy medido claro/oscuro en el que la luz aparece como protagonista absoluto dando rienda suelta a la evocación de entornos muy vividos, muy cercanos, muy cotidianos.

Su representación de la figura humana la hace actual pero siempre dentro de un matiz de ligera penumbra que atrae al espectador envolviéndolo de pasión, de un claro interés por el contundente atractivo con que dota lo representado.

Papeles pintados, arrugados y fielmente representados completan el principal juego compositivo de este autor, la malgama temática por la que se decanta, siendo muy reseñable el virtuosismo con el que la dota, su sencillez y no por ello menor consistencia artística, al contrario, todo un escaparate que le destaca como ser dotado para la creación pictórica por cuanto se maneja en diferentes vías siendo en todas y cada una de ella el perfecto anfitrión de una obra de suma calidad.

Por Francisco Arroyo Ceballos, de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)


One thought on “Mario Caamaño y la singularidad estética de un artista chileno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: